partido-verde-muerte-001

El Partido Verde y la ley del Talión

POR: Andrea Hurtado Epstein, estudiante de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM

El 26 de marzo del año en curso tuve la oportunidad de participar en un coloquio sobre inseguridad que se llevó a cabo en el Tecnológico de Monterrey, Campus Ciudad de México. Entre los temas que figuraban en la agenda se encontraba el debate acerca de la pena de muerte, mismo que se llevó a cabo entre Xavier López Adame, diputado del Partido Verde Ecologista de México, y el Dr. José Fernández Santillán, académico de la institución anfitriona. Lo que se dijo –y lo que no se dijo- en esa sesión del coloquio me provocó un gran coraje, sin embargo fue un evento que con el tiempo se me fue olvidando.

No fue hasta un mes después que, durante los cortos en una sala de cine, revivió mi indignación al volver a verle la cara a este diputado, una vez más diciendo incongruencias y esta vez con una artista de telenovelas, Maite Perroni, a su lado.

La reacción entre el público fue palpable: la persona que estaba sentada delante de mi incluso dijo “claro, quieren salvar a los manatíes pero matar a la gente.” La sociedad no puede seguir sin saber qué hay detrás del Partido Verde. Ya fue suficiente de propaganda engañosa.

Respecto de la participación de López Adame en el evento, que tuvo lugar en el TEC de Monterrey, y más allá de la evidente ignorancia detrás de los anteriores comentarios, este diputado hizo declaraciones indignantes.

Al ser confrontado con los múltiples estudios que comprueban que la pena de muerte no es efectiva para reducir los índices de criminalidad, continuó su defensa argumentando que independientemente de lo que dice la ONU y otros organismos como Amnistía Internacional, el Partido Verde sostiene la eficacia de esta medida con base en estudios propios que –remarcó- fueron hechos por investigadores estadounidenses.

Habló constantemente de la necesidad de imponer la pena capital a aquellos que cometan “crímenes atroces”, pero fue incapaz de contestar a un miembro del público que preguntó a qué se refería con este término, así como tampoco pudo brindar una respuesta a otra persona que le preguntó por el costo total que esta medida implicaría. Quizá lo más preocupante fue que concluyera diciendo que al defender la pena de muerte, no hablaba “como humanista, sino como ecologista.”

Leé este artículo completo en el Blog Universitari@s AQUI

Esta entrada fue publicada el 20 junio 2009 a las 11:10 PM. Se guardó como Política, Sociedad y etiquetado como . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: