wp-1478304576758.jpg

Los mitos y los medios (sobre la Influenza Porcina)

“Dicen que sólo 2 de cada 10 salen”, Los números dicen lo contrario, de 23 casos CORROBORADOS de Influenza porcina, han muerto 7.  Esto es más o menos que de cada 10, la libran 7 u 8.  De los más de mil casos sospechosos se han dado de alta al 55% ;  la taza de mortandad al parecer es aproximadamente del 15%. Quizás lo que dijo el médico es que de cada 10 que entran GRAVES, sólo 2 la libran.

En fin, dar información incompleta también es como mentir, alimentar el mito.  Bien dicen las personas que lo peor de esta epidemia, es el pánico.

En Hechos escucho.  “En SLP los muertos por influenza porcina aumentaron de 7 a 13, pero los últimos 6 decesos se descartó influenza porcina”.  Cuando se dice que sólo 7 de los descesos se ha corroborado por todos los estudios son muertos por influenza porcina, Javier Alatorre frunce el bigote y dice incrédulo “mmm…” Hasta parecería que dijo “Uta, ni para eso somos buenos, una epidemia y sólo 7 muertos, ¡chale!”

La muestra de que su alarmismo y su amarillismo no sirve para nada es que cuando una de las primeras víctimas surge en Oaxaca, de manera irresponsable lo anunciaron como SAR, sin embargo esta información incorrecta no sirvió para alertar de forma alguna a la población de un brote atípico de influenza y fue hasta mediados de abril que se dió la noticia oficial (en medio de amarillismo y alarma, por supuesto).

Hay tanta ignorancia en todos lados, que hasta los mismos periódicos evidencían su propia ignorancia publicando clamores de miedos ignorantes sin acotar que son infundados. Como por ejemplo el Milenio, un taxista con síntomas de resfriado común va a pedir que se le vacune contra la influenza porcina, en el Centro de Salud le dicen que no hay vacunas en existencia, el Milenio hace una denuncia ciudadana diciendo “Piden vacunas… y no las hay”.  Hay tanta ignorancia en esta anécdota, que no sabría por dónde empezar, pero digamos que tres puntos me subyugan particularmente.

En primer lugar, cuando los síntomas se presentan, una vacuna NO SIRVE DE NADA, entonces el señor taxista en lugar de ir a pedir vacuna, debería ir a su médico y guardar reposo.  En segundo lugar, el Centro de Salud no tendría por qué justificarse de la falta de inventario ante la exigencia furiosa de vacuna anti influenza porcina, porque simplemente esta vacuna aún no ha sido inventada, la vacuna para los otros tipos de influenza no sirve de nada contra el nuevo virus y menos aún, pongamos que sirve de algo, la vacuna reforzará el sistema inmunológico hasta 12 días después de su aplicación y el virus ya está en el ambiente.  En tercer lugar y lo más lindo de todo, el Milenio lo publicó así, pensando de buena fe que estaba denunciando, pero no más estaba haciendo obvio que los medios están igual o pior informados que la población en general.

Esto último es peligroso, porque muchas personas en lugar de leer otras fuentes, sólo leerá el Milenio, o El Universal, o verá Hechos, y si en estas fuentes hay ignorancia, habrá mitos y si la gente no tiene cómo cotejar información, pues habrá histeria colectiva … ¿habrá? ¿porqué uso un verbo en futuro?

Esta entrada se publicó el 29 abril 2009 en 2:04 AM y se archivó dentro de Sociedad. Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: