Begné frenado

Miguel Ángel Granados Chapa
Publicado en REFORMA, 16 Jun. 08


La justicia electoral forzó dos veces la semana pasada a Alberto Begné y su corriente en el Partido Alternativa a frenar la arbitrariedad con que se proponen mantener el control de esa organización

Dos veces frenó a Alberto Begné el Tribunal Federal Electoral, la semana pasada. El miércoles 11, su sala superior anuló las asambleas nacional y del Distrito Federal que le habían permitido reelegirse al frente de un partido llamado Alternativa que él rebautizó como Socialdemócrata (decisión igualmente inválida). Y el viernes la justicia electoral salió al paso de una convocatoria amañada, presuntamente dictada para cumplir un mandamiento judicial y que en realidad pretendía violarlo.

Para anular la elección capitalina del 16 de marzo pasado, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación revocó la decisión en sentido contrario emitida por el tribunal del Distrito Federal. Los magistrados del órgano local no concedieron valor a un video que muestra actos de violencia que pusieron en riesgo la integridad de los militantes de ese partido partidarios de la ex candidata presidencial Patricia Mercado y a ella misma, a la que se percibe claramente como destinataria de proyectiles y embates que finalmente la hicieron abandonar el salón donde se buscaba realizar la asamblea del Distrito Federal. En cambio, el tribunal federal extrajo de ese documento la convicción de que se habían vulnerado derechos de los miembros de Alternativa mediante mecanismos de intimidación y agresión que no pueden ser condonados. Al invalidar la asamblea capitalina, también quedó sin efecto la elección de delegados, por lo que la asamblea nacional, efectuada 15 días después, se habría realizado sin el quórum legal, y fue por ello anulada también.

Las asambleas invalidadas ocurrieron en la etapa final del proceso para elegir presidente del partido registrado en 2005 como Alternativa Socialdemócrata y Campesina. Contendieron por el cargo Alberto Begné y Patricia Mercado, que al ser designada candidata presidencial dejó su responsabilidad como presidenta fundadora de la organización, lo que dio lugar a la elección de Begné. Éste aspiraba a la reelección luego de haber roto con el ala que sostiene a Mercado, igualmente dispuesta a volver a la dirección del partido. La asamblea del Distrito Federal asomaba en el horizonte como espacio clave para el futuro de Alternativa. Así lo comprendió Begné y de tal modo temió por su suerte (para ser candidato a la Presidencia debía antes ser elegido delegado) que, no obstante residir en el Distrito Federal, donde también tiene su sede el partido que encabeza, se hizo elegir delegado en el estado de México. Fue como si presintiera que la asamblea capitalina no iba a desarrollarse con normalidad.

Si lo tuvo, el presentimiento se cumplió. Cuando estaba por comenzar la reunión, una turba de pandilleros ingresó al salón de sesiones con gran violencia, atacando a los partidarios de Mercado y a ella misma, hasta que reventaron la asamblea, pues los mercadistas y su candidata optaron sensatamente por retirarse. Ya con la presencia sólo de sus adictos, la corriente que va tras Begné realizó una asamblea de que emergió un nuevo comité estatal, encabezado por el diputado local Enrique Pérez Correa, a quien se imputa la contratación de los golpeadores que asaltaron la reunión del 16 de marzo. Ya con una delegación segura, Begné pudo consumar el 30 siguiente su reelección.

Impugnadas ambas reuniones, fueron anuladas el miércoles por el tribunal federal, que ordenó la celebración de nuevas asambleas, la capitalina en un plazo de 15 días después de su notificación, y la nacional en el término de 45 días, igualmente contados a partir de la notificación. Asimismo, los magistrados invalidaron el cambio de nombre del partido que tras unas semanas como Socialdemócrata torna ahora a ser Alternativa. La resolución del Tribunal se afeó con dos defectos. Por un lado, ha dejado subsistentes los efectos de las asambleas anuladas, en cuanto a la elección de dirigentes, Begné y Pérez Correa, de modo que éste es beneficiario de su propia ilegalidad; y encarga a las autoridades espurias la convocatoria a las nuevas asambleas. En años anteriores, una decisión de ese alcance permitió al Partido Verde Ecologista de México lavarse la cara, pues una asamblea anulada fue seguida de otra considerada lícita, a que convocó el mismo Jorge Emilio González Martínez que a la postre quedó electo limpiamente (desde el punto de vista de la formalidad judicial).

La corriente capitalina de Begné se apresuró a convocar a la asamblea del Distrito Federal, y el jueves 12 la citó para ayer, domingo 15. Con esa prisa buscaba tomar por sorpresa a Mercado y seguidores. Pero el estatuto del partido establece que deben mediar ocho días entre la convocatoria y la realización de la asamblea, y ante la infracción a ese precepto, fue presentada una queja que el Tribunal resolvió el viernes. Anuló la cita de ayer y ordenó la emisión de una nueva convocatoria.

La peculiar convocatoria anulada permite suponer que las nuevas asambleas se realizarán en un ambiente teñido de ilegalidad si no también de nuevo de violencia. Aliado con los partidos en el poder, PRI y PAN, Begné parece saber que tiene en sus manos una mercancía que, con limitaciones, tiene un valor en el mercado político y busca hacerlo valer, apoyando iniciativas y actitudes de esos partidos. Ya ha mostrado en los años en que ha dirigido el partido que su conveniencia personal es el criterio rector de su conducta, no los intereses de su partido. Por eso es de temerse que no sólo agote los recursos políticos para mantenerse al frente de Alternativa, sino que no vacile en acudir una vez más a la violencia.

Cajón de Sastre

Sorprendente, sensata y agradecible fue la decisión del cardenal Juan Sandoval de dar marcha atrás en la recepción de un donativo del gobierno de Jalisco para la construcción del templo dedicado a los mártires cristeros. El prelado no se ha distinguido con frecuencia por la sensibilidad de sus posiciones públicas que, al contrario, muestran desdén por las opiniones contrarias. El que esta vez no ocurra así debe satisfacer a la sociedad jalisciense que censuró el uso de recursos públicos de gran cuantía para un propósito que interesa a una Iglesia en particular. Es cierto que el patronato de la obra debe formalizar hoy el rechazo al donativo, pero no es de esperar que sus miembros adopten una actitud distinta de la del verdadero destinatario de la aportación gubernamental.

Correo electrónico: miguelangel@granadoschapa.com

Creative Commons License

Esta
obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

Esta entrada fue publicada el 18 junio 2008 a las 12:14 AM. Se guardó como Política y etiquetado como , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: