Barroco día sangriento en San Francisco

Una tigresa siberiana mata a un visitante y hiere a dos en el zoológico de San Francisco, fue la noticia que conmosionó el día de Navidad, 2007.

La Nota Aquí

En días pasados estuve caminado por el Zoológico de Chapultepec y son tan tristes las condiciones en las que se encuentran algunos animales que lo ocurrido en el Zoológico de San Francisco sólo me corrobora lo que ya había pensado en estas visitas, ¿qué demonios hacen unos animales salvajes encerrados en espacios 100 veces menores a los que deberían vivir en la naturaleza? Además en climas ajenos totalmente para los que están diseñados, como osos polares, pingüinos, tigres siberianos en climas que alcanzan los 25º y hasta 30º C.

Los zoológicos para mi, deberían desaparecer.

Las hazañas que se logran en México, como la reproducción del oso panda, son valiosas, pero estos logros se ven opacados por otras situaciones, como ver un elefante loco, encadenado en un cuarto de 5 por 5 y otro más (que seguro va que vuela para la locura) en un espacio no más grande que un campo de futbol, cuando los elefantes africanos son manaderos y nómadas.

¿Quién tiene la culpa de la muerte de este joven? Quizás aparecerá algún empleado que cerró mal una puerta, o quizás el que diseña los sistemas de aislamiento y seguridad; pero para qué buscar culpables de lo ocurrido recientemente cuando el modelo del zoológico es absurdo, renacentista.

Habrá quien argumente que el zoológico sirve para evitar que cazadores furtivos exterminen las especies en peligro, así que se resguardan en los zoológicos; yo digo, para eso están las reservas ecológicas, el modelo del zoológico es de entretenimiento, nada tiene de samaritano. También estará el cursi que mencione la importancia de que los niños conozcan especies de animales que en su entorno no puede ver; para ellos apunto, no somos (los humanos) dueños del planeta, ni los reyes de la creación, no hay justificación en este sentido para sacar una bestia de su habitat y mostrársela a un niño como quien muestra a un monarca “mira, estos son tus súbditos, estos tus dominios”. Si quieren que los niños conozcan animales, que les compren un libro y punto.

El zoológico como lo conocemos debe desaparecer, punto.

Pero quién sabe si esto que pido, la desaparición de los zoológicos tradicionales, está próxima, quién sabe si los episodios de animales enloquecidos y personas lastimadas ya son suficientes para que esto suceda, o quién sabe cuántos más animales deborandose entre si, visitantes muertos y mutilados, patéticos animales de manada viviendo en un jardín de 6 por 10 debamos ver para conmovernos por fin y acabar con estos circos disfrazados de protectorados.

Esta entrada se publicó el 27 diciembre 2007 en 4:43 AM y se archivó dentro de Sociedad. Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: