Hoy la vi

Hoy la vi, con media vida colgando de dos hijos; con la otra mitad colgando del ematoma en su pómulo izquierdo.
Ella veía a su hijo por la ventana y sonreía fuerte; veía la taza de café, hondamente y no sonreía, ni de cerca, sonreía.
Quién sabe en qué pensaba cada que sus ojos penetraban su taza de café. Seguro en sus hijos, seguro en su ematoma del ojo izquierdo, seguro en el autor, seguro en su futuro. No lo sé, realmente no es tan seguro.
Nunca vi una expresión así, ni cuando lloraba sin derramar una sóla lágrima, ni cuando sonreía a sus hijos, diciéndoles como a nadie vi decir con la mirada, te amo tanto.
Hoy la vi.


Esta entrada fue publicada el 21 septiembre 2007 a las 4:34 AM. Se guardó como Sociedad y etiquetado como . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: