aristegui

De la gimnasia y la magnecia

Tanto los medios desgarrándose las vestiduras por algunos párrafos de la nueva Reforma Electoral, como los que están a favor, se van por la tangente, usan el viejo truco de la distorción de los mensajes muy al estilacho pejestróico, para fortalecer un argumento propio.

Esto lo digo porque leyendo a Carmen Aristegui – que dicho sea de paso, estoy conciente que a ella ya desde hace mucho tiempo la perdimos – dice que apoya en su totalidad a la Reforma, que es claro que la actitud de los medios es una defensa de intereses personales disfrazado de “cruzada libertaria”. Puede que si, pero luego dice: “No comparto en modo alguno la idea de que esta reforma constitucional ponga en riesgo ni mi libertad, ni la de ningún ciudadano de este país, para expresar opiniones de ningún tipo” Acá es donde está confundiendo la gimnasia con la magnecia. La parte donde la reforma se le ocurre buena idea poner 3 minutos de propaganda demagoga y pusilánime entre “La fea más bella” y “La Oreja” que es la parte que los medios protestan, no pone en riesgo más que la quiebra de las empresas de comunicación más pequeñas, pero no la libertad de expresión.

La parte de la Reforma que pone en riesgo todo lo que se ha venido haciendo en México en pro de la democracia y de la libertad de expresión, es cuando los partidos designarán al contralor del IFE, cuando este instituto no debe entrometerse en la vida de los partidos, cuando el IFE corre el riesgo de perder su autonomía en manos de una partidocracia, cuando ese tiempo que toman para propaganda no lo reparte equitativamente* con los partidos jóvenes, cuando prohiben las candidaturas ciudadanas, cuando me prohiben a mi, A.S.F. pagar una publicación donde yo diga lo que me guste o no de un candidato**, ¿le sigo o queda claro mi punto? Qué tristeza que periodistas que en algún momento tuve fé en ellos, caigan en el maiqueísmo para defender a toda costa sus preferencias políticas.

Así mismo escuché a los Senadores confundir la gimnacia con la magnesia con respecto a otros detalles que tampoco son lo mismo lo uno que lo otro, por ejemplo Creel, acusando a los medios (particularmente al especial de Javier Alatorre, que yo lo ví) de que dicen que los programas de Partidos Políticos… son a-bu-rri-dos !!! hágame usted el favor, qué escándalo tremenda difamación. Luego Creel lanza su “magistral” revés… “pues si somos aburridos, ¿por qué hubo una cobertura en cadena nacional de 4 horas sobre el tema”. Pues es que no estaban diciéndonos lo bonito que será México con ellos de legisladores, alcaldes y gobernadores, sino era un debate sobre una ley mitad buena, mitad furris; mitad acertada, mitad convenencia para unos pocos (PRI, PAN y PRD) y que hace el bien (a la mitad) pero sin intenciones de ello… por eso estuvimos atentos, no porque el señor Creel o algún otro demagogo estuviera prometiéndonos las joyas de la corona por un voto.

Y volviendo a lo que me ocupa, la reforma tiene mucho de bueno, lo tiene. Que la reforma tiene mucho de perjudicial, también lo tiene.

Notas:

* Equitativo, aunque los Senadores estén ahora diciendo que en la reforma constitucional de tatatatá se dice que equitativo es diferente al universal de “equidad” o por lo menos lo que dice la RAE que es ser equitativo. Que no manipulen para darle cada vez menos chance a los partidos jóvenes, sobre todo cuando están usando como bandera el concepto de propuestas en lugar de dinero, y aludiendo que esto beneficiará a los paridos más pequeños… ja.

** Lo más gracioso es que me pregunto con esta Reforma que prohibe a particulares pagar en pro o en contra de algún candidato, ¿qué pasará con el pasquín que reparten en el metro en pro del Gobierno “Legítimo” y que piden dinero para sostenerse?


Creative Commons License

Esta
obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

Esta entrada fue publicada el 14 septiembre 2007 a las 11:29 PM. Se guardó como Política y etiquetado como , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

2 pensamientos en “De la gimnasia y la magnecia

  1. MIRABAL en dijo:

    ¡HOLA MI ADMIRADA Y ESTIMADA “ALBITA”!

    Primero.Que bueno que no te tardaste mucho en volver a escribir en este blog. Tus opiniones se necesitan; “se saborean”;provocan la reflexión y el debate,la sonrisa o la cara fruncida ( más en el caso de algunos de tus opositores que te “queman” por ser una yunquista o una panista…ja, ja,… ¿por qué mejor no leen o escuchan bien todo lo que has escrito o expresado?), o todo al mismo tiempo.

    Segundo. Estoy de acuerdo con varias cosas que comentas tanto en ésta “entrada” como en la anterior. Sin embargo, también difiero o deseo agregar algo respecto a otras.

    Por ejemplo, dices que con esta reforma electoral te prohíben a ti “A.S.F. pagar una publicación donde yo diga lo que me guste o no de un candidato”. Esto no es cierto, no te preocupes,en el futuro tú o cualquier persona que así lo desee (y/o pueda… Y más bien, por desgracia, será esto: que pueda, que tenga el dinero para hacerlo)acudirá a un periódico o revista (medios impresos) y tendrá todo el derecho de pagar una inserción, un desplegado, una carta, etc. mediante el cual apoye, critique, denuncie o cuestione a alguna candidata o a algún candidato. Esto será así por que, si bien es cierto que la reforma en cuestión determinó prohibir tajantemente la contratación y/o difusíón de cualesquiera mensajes o propaganda que ataque o apoye a un candidato o partido político, también lo es que esa prohibición ÚNICA o EXCLUSIVAMENTE aplicará en el caso de los medios electrónicos de comunicación denominados radio y televisión. Es decir, se vedó que cualquier persona, física o jurídica colectiva, contrate o adquiera TIEMPOS ó INTERVALOS en los canales de TV y en las estaciones de radio con el objeto de dirigir cualquier tipo de propaganda (positiva o negativa) hacia determinado partido o candidato. Aunado a lo anterior, preguntémonos cuántas personas –con las condiciones aún vigentes- pueden (o pudieron, o podrían) contratar o pagar “tiempo” en televisión o en radio para criticar o apoyar a algún candidato (más con lo caro que te cobran un solo minuto “al aire”)…Pues considero que muy pocas. Eso sólo lo pueden hacer -o pudieron hacer- individuos con suficientes recursos económicos u organismos empresariales (en este caso, como bien recordamos, de manera flagrantemente ilegal y con consecuencias nada aplaudibles).
    Por lo tanto, los MEDIOS IMPRESOS son la opción más ecónomica para personas como tú o yo (y ahora lo serán mucho más). ¿Otra buena opción (en más de un aspecto)? Pues claro: el Internet.

    Por otro lado, aunque es cierto que AMLO está realmente detrás de la mayoría de las decisiones o estrategias recientes que ha asumido el PRD o el FAP, también lo es que esta reforma electoral no sólo se “cocinó” gracias a un muy presente deseo de venganza presente entre los perredistas. No, no olvidemos que al PRI (o por lo menos al brazo legislativo de ese partido), encabezado por el no grato de Beltrones Rivera, también lo impulsó -en gran medida- un deseo de venganza (en contra de Elba Esther, del PANAL y de uno de los “alumnos” más destacados de ésta: Ugalde), así como otros deseos igual de reprochables o patéticos (como el querer, abusiva y mañosamente, hacerse del control definitivo del IFE y/o de la reforma del Estado completa)….¿Y qué el PAN no recibió también la inobjetable “línea” (o bendición, si no quieren sentir tan feo) de UN SOLO TIPO, sí, así es, del “aviador” de Los Pinos?

    Finalmente, no creo que sea muy parecido (mucho menos idéntico) el caso de RCTV a “las amenazas veladas, directas y sin tapujos de los Senadores perredistas sobre su poder sobre quien mantiene y quien no su conseción?” ¿Por qué? Primero, por que los legisladores no son los que tienen la última palabra o “el poder finalísimo” en materia de otorgamientos, renovaciones o cancelaciones de concesiones de radiodifusión o de telecomunicaciones. Esa última palabra está en en el Poder Ejecutivo (Presidencia y SCT). Por lo tanto, si en este sexenio se cancela o revoca la concesión de algún canal o de alguna estación será por que así lo habrán determinado (con fundamentos o de manera injusta; inclinándome más por esta opción al ver quienes son los “altos jueces”) Luis Téllez y “el haiga sido como haiga sido”.
    Además, esas “amenazas” –concentradas en la voz de Pablo Gómez- no sólo representaron en ese momento el pensamiento, el sentir, el recordatorio a la CIRT y/o la contrarréplica de los senadores perredistas, sino el de la amplia mayoría de los integrantes del Senado (otra cosa fue que senadores panistas, priístas y hasta convergencistas le hayan dejado todo el paquete a Pablo Gómez…Una de las razones de ello?… ¿Miedito? ¿Comodidad? ¿La labia y la experiencia de Gómez Álvarez? ¿Un poca de todo?). Así mismo, esos comentarios, más que amenazas, fueron un puntual y VERÍDICO recordatorio para los miembros de la CIRT, fueron un contundente y oportuno “¡Momento!” para la enorme soberbia de los dueños y conductores de medios de comunicación (¡y que soberbia! Ehh) : ellos no son dueños del espectro radio eléctrico; no son los propietarios absolutos de los tiempos, de los canales o de las estaciones; no, sólo son CONCESIONARIOS, sólo están GOZANDO o EXPLOTANDO un bien de DOMINIO PÚBLICO o NACIONAL. Ni más ni menos.

    Bueno, que estés muy bien.

  2. Constantino en dijo:

    Muchas felitaciones por su blog. Me gustaría que publicaran algo sobre Pemex, la corrupción que impera en esta institución y el hecho de que no pertenece a todos los mexicanos sino más bien al sindicato.

    Mucho éxito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: