Hola Mexico Adios (desde la frontera norte)

Oh Patria amada, por que destierras a tus hijos?
por que destetas a la raza de bronze de tus venas?
con algidas convulsiones pariste a nuestros hermanos
sembrandolos solos, tristes, desiertos en tierras ajenas.

Hallo sus miradas perdidas bajo estrellas ininteligibles
intento describir su dolor y sufrimiento de platos extraños
como juglares burdos divierten al amo y apacientan su sed
mas por dentro y en solitud hilvanan las horas y los años.

Tejen con recuerdos los zarapes que alguna vez los cubrieron
de tus vientos de madre protectora y estricta, en tus senos
se recreaban despreocupados, de tu vientre fertil todos comieron
estirando sus manos al camino de rostro amigo, de perfiles morenos.

Ya no son nuestras las tortillas ni el ahuacate ni el chile en la mesa
los pagamos con moneda extranjera con nombres que no sé pronunciar,
dejo la sombra y el sudor en el patio ajeno de gente que no me conoce
ni a mis padres y hermanos, me quito los zapatos, me callo y procuro no ensuciar.

Mi voz no se oye, ni mis lamentos en la noche, mis labios se empapan
de espiritus ajenos, que hablan lejos de mis oidos que ya no quieren escuchar
me hacen olvidar aquellos ojos sencillos y manos curtidas que abrazan con calor
del corazon se vierten lagrimas mudas que empujan las ganas de salir y de luchar.

No me olvido de tus suaves murmullos de viento que hablaba de mil batallas
de guerreros indomables, de gente como Yo, que crecia libre junto al arroyo claro
que pisaba los pastos y praderas con flores para mi amada, que silbaba al cenzontle
y temia al coyote nocturno, idolatraba al sol y a la luna como su unico faro.

Hoy tengo otro rostro, y otra lengua serpentea mi boca, mis ropas tejidas lejos
tampoco reflejan quien YO era, quien sigo siendo, muy en el centro del corazón
he olvidado tal vez incluso el sabor de tu tierra, aquella que con placer comia
y despues fui forzado, aqui la tierra no se come, se tapa con o sin razón.

Aqui las leyes protejen al de ojos claros, al del billete verde, al de lengua seductora
aqui no hay paciencia para un abrazo hermano ni parsimonia al saludo fraterno
aqui las calles son cuadradas y todo esta escrito, todo es como deberia ser y asi lo plantean
no hay desvios ni sorpresas ni chances de ser tu o de dejar de ser eterno.

No importa cuanto corras, siempre estaras en la estera sin fin, de las carreras cotidianas
debiendo a todos ya mero hasta por respirar, aqui esta escrito el protocolo de como chingar al vecino
sin tener que salirte de lo estipulado, no te olvides del libreto, eso lo escriben los de arriba
que aqui para todo hay estatus y no es lo mismo el perro del amo que el perro del campesino.

Esta entrada se publicó el 31 agosto 2007 en 3:27 AM y se archivó dentro de Taciturnos y Locos. Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: