La silla, la plaza, La Habana


Foto tomada durante el primer viaje ideológico de mi vida.


De Cuba no puedes sacar libros, no sé por qué, no se puede

Aún ignoro si fue una leyenda urbana que me contaron, pero nos pedían no comprar libros en La Habana, sobre todo de Filosofía, Ciencias Biológicas o Ciencias Exáctas, porque en la aduana iban a retener la mercancía. En las librerías encuentras libros y CD’s para turistas, Che, Fidel, La Revolución, etc. mientras que en la calle encuentras Papillón, Por quien doblan las campanas, Madame Bovary. En la calle se desbordan los libros usados, desde Marx hasta Reynaldo Arenas, desde Tomás Moro hasta algún ejemplar de Cosmopólitan.
Junto a esa silla, está un tendajón con muchos libros. En la silla el que compra y vende libros usados pone los maltratados, los que están sin cotizar o los que le han apartado para comprarle al regreso del tour.

“La silla, la plaza, La Habana” Foto y texto: Alejandra S.


Creative Commons License

Esta
obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

Esta entrada se publicó el 25 abril 2007 en 12:59 AM y se archivó dentro de Taciturnos y Locos. Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: