Entre gitanos no nos leemos la mano.

Luis González de Alba
La calle
Milenio
28 de agosto de 2006
.
Ya se nos fue. Despegó. Sería de risa si no estuviera poniendo en riesgo la vida de sus apóstoles. Todos quienes hemos conducido un mitin entusiasta sabemos que “la gente” hace lo que le pidamos y no hace el dirigente –como afirma repetidamente Su Alteza Pejesísima– lo que sus bases le piden. Falso y demagógico. Entre gitanos no nos leemos la mano. Quien pide contención desde el micrófono, eso obtiene; cuando damos por terminado el mitin e instamos a volver ordenadamente a casa, así lo hace la gente; pero quien llamara a quemar el Palacio Nacional tendría miles de voluntarios. “La gente” pide órdenes y las obedece.
.
López Obrador ha estado siguiendo un juego macabro en busca de sangre que reavive sus campamentos vacíos, que llene las grandes, uniformes y costosas carpas que “la gente” no pudo haberse pagado.
.
Leé este artículo completo en “La Abrumadora Realidad”
Esta entrada se publicó el 31 agosto 2006 en 4:11 PM y se archivó dentro de Política. Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: