Para Papá

I

Qué va a ser de tí
cuando dejes de respirar
ahora sí, para siempre
qué va a ser de ti.

¿Qué voy a hacer con tus cosas?
¿dónde pondré tus zapatos?.
Voy a ponerme una foto tuya
esa que te regalé
la que nunca quisiste en tu cuarto,
quién sabe por qué.

Qué va a ser de ti
cuando los necrófagos
comiencen su festín.
Y tu carne gris
se vuelva verde,
y tus ojos amarillos
se te apaguen, ahora sí,
para siempre.

Qué va a ser de ti
¿Seguirás siendo, como siempre has sido,
el yugo,
las cadenas, el candado,
el juez y el verdugo,
la cruz y los clavos,
las saladas gotas
y las risas cansadas?

¿Seguiré siendo
– como siempre he sido –
el cristal de tu espejo?,
¿y seguirás sonriendo
tiernamente
a mis espaldas
cuando diga
que no me gustan
los mundos cuadrados
y que escribo nubes
con saliva en mis cuadernos,
y que canto canciones que no existen
(mientras tarareas algo que no reconozco
pero que entiendo)
y que dibujo ángeles y querubines
porque los veo?

¿seguiré siendo tu espejo?
¿seguirás reflejando tú
a tu padre muerto?

Tú y tu dualidad infame,
siempre querías volar
sin despegar los pies del suelo.

Qué va a ser de mí, porque te apuesto
que nunca pensaste en mí, cabrón;
Nunca pensaste en mi
A cada bocanada
¿qué, nunca pensaste
que te quiero?

Esta entrada fue publicada el 11 junio 2006 a las 3:38 AM. Se guardó como Taciturnos y Locos y etiquetado como . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: